12
MAY
2016

Roberto Abarzúa

“Comencé mis estudios de idioma japonés en Ceija el año 2011, con el plan de poder aprender lo suficiente para realizar un viaje durante un mes y medio a Japón por temas de estudios. Tomé clases intensivas en verano para poder tener 2 niveles de idioma completados antes del viaje (clase intensiva nivel 1 en enero y nivel 2 en marzo). Ceija desde un principio me entregó toda la información necesaria y facilidades de pago (siendo estudiante en ese momento), para poder comenzar mis estudios. La amabilidad y entrega de información fueron los detonantes para decidirme a elegir a Ceija por sobre otros institutos de idioma japonés.
 
Mi experiencia había sido tan enriquecedora, que luego de mi viaje, decidí seguir estudiando japonés. El idioma y las clases se vuelven cada vez más difíciles, pero los docentes siempre están a la altura con dedicación y paciencia para enseñar. Otro plus son los talleres enfocados a la cultura japonesa, también con excelentes docentes y contenidos.
 
Las clases de idioma también tienen charlas obligatorias las cuales entregan diversas informaciones importantes a los estudiantes sobre cultura, experiencias de viaje a Japón, becas, etc.
 
Durante los 5 años que ya llevo en Ceija, su infraestructura e imagen han cambiado, pero siempre se ha mantenido su excelencia en docentes y trato humano a sus alumnos. “